Princes & Manes

Journaliste free lance

Recommander

Los libros de historia cuentan que Buenos Aires fue fundada dos veces. La primera en 1536, por Don Pedro de Mendoza, quien le dio su nombre. La segunda y definitiva ocurio en 1580, a manos de Juan de Garay. Pero hasta finales de lsiglo XVIII la ciudad no comenzo a despertar economica y socialmente gracias a una zona que es, hasta hoy, vital : el puerto. De ahi que a los bonaerenses se les conoce como portenos, en alusion a la zona portuaria, el area por donde Buenos Aires se abrio al mundo.

Sur, paredon y despues …

Quizas fue Homero Manzi, el gran poeta del tango argentino, une de los artistas que mejor capto con su clasico Sur esa esencia de nostalgia y magia que guardan los barrios mas antiguos de la capital argentina, ubicados justamente en el sur. Para reencontrarse con ese espiritu de antano, loi deal es trazar un recorrido sencillo, que incluya La Boca, Monserrat y el Abasto. Resulta fundamental proveerse de un calzado comodo, fiel al espiritu caminante de esta ciudad, en la que todo se ve mejor a pie.

Ademas de ser famoso por sus casas y conventillos pintados de multicolores, La Boca es el rincon porteno en donde se encuentran el futbol y la pasion. En el corazon de este bario, forjado por inmigrantes italianos que llegaron a la Argentina a fines del siglo XIX, se encuentra su punto mas representativo : La Bombonera, apodo con el que se conoce al estadio del Club Atletico River Plate _ lideres del pais. Esta cancha es un punto de visita obligada para los amantes del futbol, y para aquellos que quieran entender mas sobre la pasion de los argentinos con este deporte. A pocas cuadras de distancia se encuentra Caminito, la calle inmortalizada en el famoso tango, que siempre ofrece un carnaval de colores, artesanias y parejas que bailan alguna milonga en sus esquinas.

Una curiosidad del barrio : aqui vivio en los anos 20 Aristoteles Onasis, el celebre magnate griego de la industria naviera. Sobre el rio de la Plata y con un pequeno bote comenzo a forjar su imperio.

Despues de la Boca, se pueden caminar por la Avenida Paseo Colon hacia San Telmo y recorree la Plaza Dorrego y sus calles aledanas, tomadas por anticuarios y modernas galerias de arte, en contraste con la fisonomia melancolica del lugar.

Desde alli, pasando por la historica Plaza de Mayo – donde se enclavan los edificios gubernamentales como la Casa de Gobierno, Palacio de Hacienda – se continua por la Avenida de Mayo, donde comienza el circuito Art Nouveau. A qui tambien se guarda un lugar para los mejores bares de una epoca dorada de Buenos Aires, como el Café Tortoni de 1880 y, va en el barrio de Almagro, la estupenda Confiteria Las Violetas de 1884, donde las meriendas son tan exquisitas como suculentas y la gastronomia se combina con su edificio majestuoso, con vitrales franceses y piso de marmol italiano.

A mitad de camino entre ambos barres legendarios se levanta el barrio del Abasto, donde vivio Carlos Gardel y donde antiguamente se encontraba el mercado de comestibles mas grande de la ciudad.

El gran atractivis del Abasto es la estatua de Carlos Gardel, inaugurada en marzo de 2000 en el pasaje que lleva su nombre. Montada sobre granito rojo, la imponente figura del mito del tango supera los dos metros de altura y es el mayor simbolo del tambien llamado « Zorzal criollo ».

Compras, al norte

Recoleta, Barrion Norte y Palermo son tres de los barrios preferidos de Buenos Aires, asociados menos con el tango y mas con un estilo de vida elitista y apasionado. Sobre las coquetas avenidas Alvear y Quintana de Recoleta se concentran las tiendas mas exclusivas y las marcas de lujo. Para paladares exquisitos la zona ofrece un lugar excepcional : el distinguido Hotel Alvear y para disfrutar la experiencia del Té, a las 5 de la tarde, el lujoso Palacio Duhau.

Los bosques de Palermo y las vasta zona del Parque Tres de Febrero son los pulmones de la ciudad, que combinan en su verdor naturaleza y arte. Una prueba de ello el la Floralis Generica, una escultura metalica situada en la Plaza de las Naciones Unidas que abre y cierra sus petalos segun la luz del dia.

Barrion Norte representa el distrito de compras de la ciudad. Sobre la Avenida Santa Fe se amontonan librerias, tiendas de discos, prendas y todo lo que se le ocurra al mas avido de los compradores. Si se recorre de oeste a este, se desemboca en la antologica Avenida 9 de Julio, famosa por ser la mas ancha del mundo y por servir de base al Obelisco, apostado en la interseccion de esta avenida con la popular calle Corientes, otro gran clasico de la noche portena.

Por corrientes, un poco mas hacia el este, se vuelve a encontrat el rio y se accede al barrion mas nuevo de Buenos Aires : Puerto Madero. Su ubicacion lindante con la zona centrica y bancaria, su diseno moderno y su  privilagiada vista de las aguas hacen de este uno de los distritos mas exclusivos de la ciudad. Una de las postales mas representativas es la vista del puente de la Mujer ; obra del arquitecto y escultor espanol Santiago Calatrava. Un sitio ideal para sentarse a orillas del rio para que el sonido del agua reconforte el cuerpo y la mente.

De noche, sin relojes…

La noche siempre ha sido el punto fuerte de Buenos Aires y la oferta de entretenimiento es demasiado amplia como para irse a dormir temprano.

Si el foco es el tango, vale la pena unir cena y espectaculo en alguno de los mejores reductos que tradicionalmente convocan e entusiastas del genero. El exclusivo Esquina Carlos Gardel, en pleno Abasto, y el mas pintoresco Bocatango, pegado al estadio de Boca son dos opciones optimas.

Pero si se quiere tomar contacto con el autentico espiritu tanguero, alejado de los espectaculos para turistas, la eleccion es el club Atletico Fernandez Fierro, un lugar de barrio en el que cada miercoles por la noche actuan sus anfitriones, una  orquesta formada por una docena de nuevos valores tangueros. En el renovado barrio Palermo Viejo, el restaurante Cabernet combina gastronomia de livel con una de las mas amplias cartas de vinos, Gardelito propone comida casera a precios asequibles. Al otro extremo de la ciudad, en San Telmo, Amici Miei tiene las pastas que eligen los italianos residentes en Buenos Aires.

En Buenos Aires, vale la pena dejarse guiar por los aromas de las calles, empaparse los ojos con el verd de sus parques, o quedar ensimismado con el grandioso espectaculo de  cada dia como en una funcion de teatro : la agitacion de su gente, su cultura, su moda, sus constumbres, sus pasiones y su elegancia…

Retour à l'accueil
Créer un blog gratuit sur over-blog.com - Contact - C.G.U. - Rémunération en droits d'auteur - Signaler un abus - Articles les plus commentés